Empezaba el último día completo todos juntos en Islandia, ya quedaba poco para que el viaje llegara a su fin y se notaban los ánimos un poco más flojos, jeje. Nos levantamos decididos a pasar un buen día en la capital de Islandia, Reykjavik.

Desayunamos y fuimos en busca del camping de Reykjavik para ducharnos, no tardamos mucho en encontrarlo, este era el más grande que habíamos visto, se escuchaba hablar castellano por todos los sitios, hicimos turnos y fuimos a ducharnos.

Una vez ya asaditos fuimos a buscar aparcamiento cerca del centro, lo encontramos más rápido de lo que pensábamos, encimera no era de pago, que bien, aparcamos con alguna que otra maniobra y ¡listos! nos fuimos a dar una vuelta por el centro.

 

reykjavik

Reykjavik es una capital pequeña muy cómoda para ver paseando, entramos a varias tiendas de suvenires a comprar algún recuerdo para la familia, ¡que caro es todo! un simple imán sobre 6€…

Vimos la famosa iglesia que parece un cohete espacial y volvimos a comer a la caravana, estábamos comiendo en el centro de la capital de una forma muy económica, jaja.

 

church reykjavik

Nos entró una modorra bestial después de comer pero nos hicimos el ánimo y salimos a patear Reykjavik, ahora fuimos a ver el barco vikingo que hay junto al paseo marítimo y el auditorio Harpa, paseamos junto a una exposición que hay de naufragios en Islandia, vimos el puerto viejo y entramos a varias tiendas.

vikings iceland

Estuvimos viendo donde tomar algo antes de cenar y probar algo de comida local, nos sentamos en un bar del centro y pedimos una ronda de bebidas en la happy hour que cuestan la mitad y dos platos para compartir entre todos, bacalao con patatas y cordero cocinado a baja temperatura.

iceland food

Como no estábamos llenos, de vuelta a la caravana pasamos por el puesto de perritos calientes más famoso de Reykjavik, hasta Bill Clinton los ha probado.

Paramos y nos pedimos uno cada uno para probarlo, bueno, no estaban mal, jaja, perritos calientes.

 

hot dog reykjavik

Ya con el estómago más lleno fuimos a por la casa rodante y decidimos ir a dormir cerca del aeropuerto, exactamente dormimos en el parking del Bonus de Keflavik, así a la mañana siguiente podríamos comprar alguna cosa que nos hiciera falta.

Y con esto y un bizcocho, hasta mañana a las 08.00, nos fuimos a la cama.

Gasoil: 10.000 ISK

Merienda: 9.870 ISK

Suvenires: 6.000 ISK

Perritos calientes: 2.916 ISK

GASTOS TOTALES: 28.786 ISK / 221,43 EURO

 

Gasto por persona: 4.797,66 ISK / 36,90 EUR