Ahora sí, empezaba el día de las despedidas, desayunamos por última vez en lo que había sido nuestro hogar por una semana, el ultimo desayuno fue en Keflavik, cerca del aeropuerto.

Tras desayunar empezamos a hacer las mochilas, meter la ropa en su sitio, los sacos de dormir, etc… Lo hacíamos por turnos ya que todos a la vez hubiera sido una locura por el espacio.

Ya con las mochilas hechas fuimos a limpiar la caravana, usamos las mangueras gratuitas que hay en las gasolineras y la aspiradora para quitar toda la suciedad de dentro, teníamos que devolverla más o menos limpia, si no pueden cargarnos algo por devolverla sucia.

Antes de devolverla fuimos al Bonus a comprar varias cosas, los cuatro que se volvían compraron piernas de cordero congeladas para comerlas en España, jaja, como sobraba la mochila que trajimos llena de comida aprovechamos para meter dos sacos de dormir y las piernas de cordero.

Monica y yo que nos quedábamos un día más en Islandia compramos cuatro cosas para pasar el día y salimos del Bonus.

Del Bonus ya fuimos a dejar la caravana, el chico le echó un vistazo y no vio nada raro, así que retiró la fianza de la tarjeta de crédito, 1736km más tarde devolvíamos nuestra casa rodante, que pena nos dio.

 

islandia en caravana

El chico preparó una furgoneta y nos llevó hacia el aeropuerto de Keflavik, a apenas 5 minutos de la oficina, teníamos pena de que se acabara esta aventura, cuantos recuerdos y anécdotas…

keflavik

Llegamos al aeropuerto y nos despedimos, abrazos, besos y alguna lagrima reprimida, esto se acababa para unos y nosotros (Enrique y Monica) nos íbamos a Londres a continuar el viaje durante tres días más, nos veríamos ya por el pueblo, ¡buen viaje de vuelta compañeros! ha sido un placer.

Nos fuimos los dos hacia el mostrador de Gray Line para ver cuando saldría el próximo autobús destino Reykjavik, nos dijeron que aún quedaba un rato ya que los autobuses solo salen cuando llegan vuelos y a mediodía hay un descanso en llegadas.

Volvimos a ver a nuestros compañeros de viaje ya que aún no podían facturar, así que estuvimos un ratito más juntos y repetimos despedida, más abrazos, más besos, más pena, jaja, nos queremos tantoooo.

islandia

Una vez que se fueron empezamos a ver salir gente en llegadas, así que nos arrimamos al mostrador de Gray Line otra vez y ahora si nos dieron billete hacia la capital.

En unos 45 minutos llegamos a la estación de Gray Line que estaba muy cerca de la casa de Nightswapping donde nos íbamos a quedar a dormir, llegamos y Johanna, la anfitriona, nos enseñó su casa, nos dijo dónde estaba cada cosa, etc…

Aprovechamos para poner una lavadora y le dijimos a Johana donde podíamos comer algo rápido, nos llevó hasta el Kfc más cercano, comimos y volvimos a su casa a pie, queriamos aprovechar para descansar y empezar a redactar material para el blog.

Por la tarde la anfitriona y su hija se marcharon al centro de compras y nos quedamos solos en casa unas horas, al rato volvieron y cenamos los cuatro juntos, les ofrecimos jamón que nos había sobrado algún paquete y les encantó, Johanna al haber vivido en España ya lo había probado y lo agradeció, estuvimos hablando un rato y nos fuimos a dormir ya que al día siguiente nos esperaba día de traslado hacia otro país, Inglaterra.

Le dimos las gracias por su amabilidad como anfitriona y a la cama.

 

nightswapping

Compra en Bonus: 1.553 ISK

Autobús i/v Reykjavik: 5.700 ISK

KFC: 2.798 ISK

GASTOS TOTALES: 10.051 ISK / 77,31 EUR

 

Gastos por persona: 5.025 ISK / 38,65 EUR