Esta vez os recomendamos una escapada a este precioso pueblo manchego, Alcalá del júcar,  un pequeño pueblo situado en la hoz del rio Júcar, sus casas están excavadas en la montaña acoplándose al terreno.

Enseguida que entras a la población ya admiras lo bonito que es.

6238638418_758824e817_b

Cuando llegas tienes varios parkings donde aparcar, nosotros aparcamos y desayunamos en uno de sus bares, no recuerdo el nombre.

Dimos un paseo por la orilla del rio, el pueblo está lleno de casas rurales, así que si queréis pasar alguna noche no tendréis ningún problema, de noche el pueblo iluminado es aun más bonito.

Alcalá del Júcar 6250636381_b70eea81dd_b Alcalá del Júcar Alcalá del Júcar

Cuando acabamos el paseo nos dirigimos hacia el castillo pasando por su precioso puente romano, hay una buena subida por sus pequeñas callejuelas, desde arriba se tiene una vista preciosa del pueblo.

Alcalá del Júcar

Aquí tenéis un poco de información sobre su castillo:

El Castillo en un principio debió erigirse como obra musulmana, resultado del reforzamiento fronterizo en época almohade, a finales del siglo XII, ante el avance cristiano de Alfonso VIII, pasando a lado cristiano cuando éste conquistó la zona del Júcar hacia el año 1.213.
Aunque recientemente restaurado y rehecho, parece ser que el aspecto actual se debe a las fortificaciones llevadas a cabo a mediados del siglo XV, en la época de Don Juan Pacheco, Marqués de Villena.
Está constituido por un torreón pentagonal y dos torrecillas de planta circular en los ángulos rectos, todo con tres plantas en su interior; al exterior existen todavía restos de la muralla primitiva de la población.
En 1994, con el proyecto II de Escuela Taller de Alcalá del Júcar, se acondicionó el entorno natural, mejorando la entrada del Castillo

Desde el castillo se ve perfectamente su peculiar plaza de toros

Alcalá del Júcar

  • La Plaza de Toros, única en su estilo por su forma irregular. Se desconoce su fecha de construcción y se reconstruyo en 1.902 para celebrar festejos taurinos y teatro, se encuentra al otro lado del río en la ladera de la montaña.

Cuando bajéis del castillo también podéis visitar las cuevas del diablo:

Las Cuevas del Diablo están escavadas en el propio corazón de la montaña, atravesando con un largo túnel de lado a lado de ésta. Fueron hechas en el año 1905, con la finalidad de utilizarlas para corrales, amplios palomares y alacenas.

Desde hace ya unos años están restauradas para ofrecerle al turista una visita agradable y entretenida, debido a las numerosas antigüedades y aperos de labranza que hay en exposición, y a su temperatura constante durante todo el año de 13º. También quedará asombrado de las maravillosas vistas que nos ofrece la sabia naturaleza en las laderas del rio Júcar, que podrá observar desde una magnífica terraza y miradores.

Acabamos las visitas y comimos en la terraza restaurante que hay junto al rio.

En la población también contáis con varias empresas de ocio que hacen rutas de senderismo, paseos a caballo, piragüismo, descenso de barrancos y varias actividades más

Aburriros no os aburriréis, esta población merece una visita

Saludos!!

Alcalá del Júcar