El sábado 29/10/2016 empezaba una nueva aventura, embarcábamos en Valencia con destino Sevilla, el vuelo fue genial, salió y llegó puntual.

Al llegar al aeropuerto de Sevilla fuimos directamente a coger al autobús que conecta el aeropuerto con el centro de la ciudad, el billete sencillo cuesta 4€, pagamos y subimos.

Tras unos 20/30 minutos llegamos a la parada frente a la Torre del Oro y nos bajamos, de ahí fuimos caminando hasta la Plaza del Salvador que es donde nos alojábamos, serían las 9.30 de la mañana, como hasta las 11.00 no podíamos dejar el equipaje en el apartamento fuimos a desayunar tranquilamente en el bar Europa que está justo al lado de la iglesia del Salvador, a 1 minuto de nuestro apartamento.

 

bar-europa-sevilla

Tras un buen desayuno subimos a nuestro apartamento a dejar las maletas, la chica lo estaba limpiando y podíamos entrar a partir de las 14.00, quedamos que iríamos sobre las 15.00 así comíamos tranquilamente.

Ya con las manos más libres sin las maletas fuimos caminando hasta el Parque Maria Luisa, una bonita zona para pasear tranquilamente, sentarse y dejar pasar el tiempo.

 

parque-maria-luisa-sevilla

Junto al Parque Maria Luisa se encuentra la Plaza de España, una de las plazas más bonitas de España, da gusto ver todas las provincias representadas en bancos y azulejos, que preciosidad, uno siempre tira para casa y nosotros en el que nos sentamos fue en el de Valencia, jeje.

plaza-espana

plaza-espana-sevilla

Desde aquí fuimos a buscar la Taberna los Coloniales de la calle Fernandez y Gonzalez, muy cerca de la catedral, comimos de tapeo a un precio genial, pedimos seis tapas distintas y seis bebidas, pagamos 22€ en total.

taberna-los-coloniales

Como habíamos madrugado mucho fuimos dirección al apartamento para hacer una siesta y recuperar fuerzas, Bárbara nos dio la bienvenida, nos enseñó el precioso apartamento y nos dio información de todo tipo, como detalle nos recibió con una botella de champan ¿qué más podíamos pedir?

apartamento-sevilla

hoteles-en-sevilla

Después de la siesta recuperadora fuimos a visitar las Setas de Sevilla y ver el atardecer desde allí.

La entrada cuesta 3€ por persona e incluye una bebida o tapa en alguno de sus establecimientos, algunos están dentro de las mismas setas o bajo en la plaza.

Es un buen sitio para ver el atardecer, tiene unas vistas preciosas de Sevilla y es una infraestructura de madera que le da un toque especial.

setas de sevilla

mirador-sevilla

Aprovechamos la bebida que incluye la entrada y nos sentamos a contemplar las vistas, desde allí fuimos a la animada Plaza del Salvador a tomar una cervecita y un cartucho de papas, algo muy típico los sábados entre los sevillanos.

De aquí fuimos a buscar un bar que nos habían recomendado para cenar, la Bodega de la Alfalfa, cenamos genial en plan tapeo,  pedimos tres tapas distintas, una ración y tres bebidas, pagamos 21€, salimos contentos.

 

la-bodeguita-alfalfa

Como queríamos acabar el día a lo grande fuimos a buscar La Carbonería para ver Flamenco, lo encontramos tras callejear un ratito.

Entramos, nos sentamos y pedimos una jarra de rebujito, disfrutamos de unas dos horas de Flamenco y lo pasamos muy bien allí.

Tras la Carbonería ya fuimos hacia el apartamento, llevábamos 15km caminados por Sevilla, era hora de descansar tras un día perfecto.

Autobús Aeropuerto-Centro Sevilla: 4€ x 2 = 8€

Desayuno en bar Europa: 9,80€

Comida en Los Coloniales: 21,90€

Entrada Las Setas: 3€x2= 6€

Cerveza y papas en el Salvador: 4,50€

Cena en la Bodega: 20,65€

Jarra de rebujito: 9€

Total: 79,85€

Gasto por persona: 39,92€